MODA SIN GENERO

jueves, febrero 25, 2016


Hace mucho tiempo quería hablar acerca de la moda sin género. Desde que se le vio en las calles usando faldas y hasta en una de las últimas campañas femenina de Louis Vuitton, Jaden Smith se ha convertido en un ícono de la moda masculina por usar, sin miedo y con todo el atrevimiento, prendas que acompañadas de un toque masculino -y bastante sexy- nos hace olvidar que están hechas para una dama.

Usar ropa estilizada no viene de ahora sino desde los tiempos renacentistas cuando los hombres usaban pelucas, medias pantis, zapatos con tacos y trajes con aplicaciones de bordado en su indumentaria diaria; hasta los escoceses con sus conocidas faldas tartán. Este tipo de moda esta siendo re inventado por los diseñadores actuales.


Marc Jacobs, Givenchy, Jean Paul Gaultier son algunos de los nombres que han adaptado esta moda al mundo, y gracias a quienes se ha podido ver esta moda, de acoplar ciertas prendas femeninas a la indumentaria del hombre, en las calles.



La ropa deportiva tampoco no se aleja mucho. Cuando vemos las licras para entrenar y las zapatillas con diseños, estas muchas veces son mucho más divertidas que lo que está diseñado para los hombres. La ropa sin género no discrimina, tampoco distingue así que si puedes adaptar algo a tu outfit, inténtalo que seguro destacarás.

Yo lo hago muchas veces con mis zapatillas de Adidas Originals de color rosa o las print de serpiente, mis maxi blazers negros y hasta flores en mi cabeza. No te olvides de Hey Arnold de Nickelodeon, la falda escocesa y grandes iconos como David Bowie, quién fue un símbolo andrógino para la industria de la música.



SI LAS MUJERES PUEDEN VESTIR CON LA TENDENCIA TOMBOY POR QUE NOSOTROS NO PODEMOS ADAPTAR SU INDUMENTARIA A LA NUESTRA.

DEJEN SUS COMENTARIOS SALUDOS

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Interesante post, por mi parte no comparto el " solo para hombre" o " solo para mujeres" la moda varia, y el estilo de cada uno también, hay cosas muy interesante en todo el mundo que vale la pena experimentar.

    ResponderEliminar